Escribir con doble propósito

En útima instancia… escribo para mi.

Los que me conocéis sabéis que disfruto escribiendo y que lo hago con frecuencia. Comencé a escribir diarios con 17 años y aunque algunas temporadas pueda aparcarlo un poco, continuo con ello desde entonces.

Por supuesto que si escribo en el blog… es para comunicar al resto algo, pero…

Me gustaría hacer una declaración de intenciones.

Si escribo en el blog, en realidad también es para mi. Es para mi y para los demás.

Quiero decir… Ya sea que lo haga en mi diario en búsqueda de claridad personal, o que lo deje como recuerdo para las generaciones futuras o que comparta mis ideas para conectar con vosotros o aportar en este blog, la escritura cumple con este doble propósito.

Es tiempo de ejercer profesiones con conciencia moral y coherencia con las demás áreas de la vida.

Visto así… ¿Quién le hace un favor a quién?

Cuando me leais o escucheis hablando sobre dificultades, arquetipos inacabables o sobre sublimidades ocurridas en consulta os aseguro que seréis vosotros los que le daréis sentido a lo que hago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *