2 años de emprendizaje a espaldas!

Ya han pasado 2 años desde que Adapta Fisioterapia abrió sus puertas en el centro de Bilbao, en la calle Ledesma.

Cuando estaba diseñando todo el proyecto recuerdo que escribí una lista de las cosas que consideraría éxitos y fracasos, y después de este tiempo pasado, me ha dado por retomar esa lista con ilusión.

Tras actualizar un poco la lista, os comparto parte de ella:

Éxitos:

-Cuando ayude en su proceso de cubrir necesidades físicas a un número importante de personas en un flujo constante.

-Cuando mis necesidades económicas y las de mi familia puedan ser cubiertas.

-Cuando el número de lesiones en la carrera a pie en Bilbao sea menor y la técnica y conocimiento de la evidencia científica mayor.

-Cuando los pacientes salgan con una sonrisa en la boca sea cual sea el motivo.

-Cuando mi empresa sirva para ayudar a otras empresas a catapultarse y comenzar.

-Cuando se genere una red social de bienestar a su alrededor.

-Cuando los procesos que nos suceden sean mejores entendidos y aceptados.

Fracasos:

-Cuando no disponga de tiempo para mirar bien a mis pacientes y atenderlos.

-Cuando salgan tristes de la consulta, sea cual sea el motivo o no se le haya conseguido dar un sentido a su tristeza.

-Cuando lo más importante sea el dinero.

-Cuando el negocio no cambie cada 2-3años.

-Cuando mucha gente no se pueda permitir venir a mi consulta.

-Cuando no haya proyectos paralelos cercanos.

Todo esto me hace plantearme una serie de preguntas que considero importante para todo emprendedor, y sobre todo para todo emprendedor en el ámbito de la salud.

¿Son mis medidores de éxito solamente medidores centrados en cuanto dinero estoy ganando o a cuantos pacientes estoy logrando llegar?

¿Cuál es el aporte humano de mi empresa? Todo el mundo habla hoy en día de el valor extra que debemos aportar para hacernos un hueco en el mercado, pero ¿logramos pensar en cosas que no sean algo físico?

¿Cómo mide un terapeuta el éxito en su consulta y en su carrera profesional? ¿Son los títulos acumulados en la pared? ¿La cantidad de pacientes? ¿Lo complicado del tratamiento que pueda aportar? ¿Doctorado? ¿Llegar a tener renombre en la ciudad?

No creo que haya una sola respuesta correcta. Cada terapeuta tendrá su camino.

Os aseguro que para mí las sonrisas, y ayudar a encontrar la sencillez dentro de lo complejo del ser humano, son éxitos cada vez más fuertes.

Concibo que la salud también implica estar abierto al cambio y movimiento. ¿Qué pensáis vosotros? ¿Disponen vuestros proyectos de éxitos diferentes a estos que queráis aportar?

Feliz por poder ejercer una profesión que me hace crecer cada vez más, os animo a comentar este artículo.

img_9540b

4 comentarios en “2 años de emprendizaje a espaldas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *